13 noviembre 2010

Presentan el T-90 Calima, el primer avión de entrenamiento militar construido en Colombia



La Fuerza Aérea Colombiana (FAC) ha presentado el primer avión de entrenamiento militar del tipo T-90 Calima construido en Colombia y del cual esperan fabricar 25 unidades antes de finalizar 2011.

El comandante de la FAC, el general Julio Alberto González, señaló en conferencia de prensa que el avión Lancair Synergy es una variante del Lancair Legacy, que ha sido rediseñado para misiones de entrenamiento de alto nivel.

La FAC adquirió 25 aviones de ese tipo para sustituir a los T-41 Mescalero y T-38 Mentor que en la actualidad están en servicio para los entrenamientos. Se espera que los primeros tres T-90 Calima entren en servicio este año y los otros 22 lo hagan en 2011.

El T-90 Calima-90 tiene una longitud de 22,5 pies, una envergadura de 28,8 pies, alcanza una velocidad de crucero de 160 nudos, dispone de una carga útil de 750 libres y su distancia de aterrizaje es de 900 pies.

Se trata de un proyecto que tiene un presupuesto de 10,5 millones de dólares, según explicó el oficial.

El primer vuelo del nuevo avión de entrenamiento básico de la Fuerza Aérea Colombiana se había desarrollado recientemente cumpliendo con todas las expectativas previstas. La versión fabricada en Colombia está propulsado por el nuevo motor Lycoming IO-390 de 210Hp.

Los trabajos se realizan en las instalaciones del Comando Aéreo de Mantenimiento en el Municipio de Madrid, Departamento de Cundinamarca. A medio plazo se espera desarrollar una versión de Plataforma de Inteligencia y otra de Reconocimiento Armado.


FUENTES:
Infodefensa
ElColombiano.com

Fuerza Aeréa Colombiana presentó su nuevo avión KC-767



La Fuerza Aérea Colombiana ha presentado su nuevo avión Boeing KC-767 Júpiter que fue recientemente adquirido y modificado en Israel para su nuevo servicio de transporte multimisión y avión cisterna, en apoyo del Boeing KC-137 Zeus.

Esta aeronave representa un importante logro para la Fuerza Aérea y las Fuerzas Armadas de Colombia al aumentar la capacidad de transporte, apoyo y logística de las Instituciones armadas en el país. El KC-767 se convierte así en la más reciente adquisición de la FAC, en el avión más grande en el inventario de las Fuerzas Militares y de Policía y en uno de los primeros aviones KC-767 completamente operativo del mundo.

El avión, un Boeing 767-200ER, fue modificado por IAI como un Boeing KC-767 MMTT, Multi Mission Tanker Transport (Transporte Cisterna Multi Misión), de manera que puede ser utilizado en el transporte de hasta 210 pasajeros, entre 40 y 50 toneladas de carga y en la tarea de reabastecimiento en el aire para los aviones Kfir y A-37 de la FAC. Fue adquirido por la Institución a un costo de 57 millones de dólares que incluyen su compra y modificación.

El proyecto de compra de la nueva aeronave comenzó en el 2007. La gran autonomía del avión le permite llegar sin ningún problema desde Bogotá hasta un sinfín de destinos internacionales de manera directa.

La aeronave operó anteriormente en la aerolínea Air China, tiene el número de construcción de Boeing 24157/253 y realizó su primer vuelo el 19 de enero de 1989. La FAC se convierte así en usuaria de la aeronave de reabastecimiento en el aire más moderna de la región.

Con este nuevo avión llamado "Júpiter", que se une a las otras aeronaves de transporte táctico pesado de la FAC que llevan nombres de los dioses de la mitología griega Zeus (Boeing KC-137, FAC1201) y Apolo (Boeing 727, FAC1203), la FAC va renovando su flota y amplía su potencial de transporte.

El primer avión cisterna con el que contó la FAC, el Boeing KC-137, seguirá operando junto con el KC-767, multiplicando la capacidad de carga y mejorando de la misma forma la eficacia en combate de las aeronaves de la FAC que tienen la posibilidad de reabastecerse en el aire.


FUENTE:
Infodefensa

IAI entrega al Ejército chileno dos aviones no tripulados Skylark 1-LE


La empresa israelí Israel Aerospace Industries (IAI) ha entregado dos mini aeronaves no tripuladas del modelo Skylark 1-LE al Ejército chileno. El traspaso coindice, según publica el diario Milenio, con el desarrollo de parte de las Fuerzas Armadas chilenas de un proceso de selección de aeronaves no tripuladas para observación táctica y estratégica, que debe culminar con la adjudicación de tres o cuatro contratos a fin de año.

El proceso está siendo desarrollado por el Estado Mayor Conjunto, donde se ha constituido una comisión integrada por representantes de la Marina, el Ejército y la Aviación.

El Skylark 1-LE es un avión que puede ser pilotado por control remoto o en forma automática y autónoma. Está equipado con un conjunto de sensores electrónicos que le permiten adquirir imágenes y datos de telemetría a baja altitud desde el aire, en toda condición de tiempo y clima.

Las imágenes e información pueden ser almacenadas a bordo del UAV o ser enviadas en tiempo real a una estación de control y recepción en tierra. El aparato, que puede ser transportado por dos soldados a pie, es empleado para vigilancia, reconocimiento e inteligencia táctica a corta distancia.

Su prioridad es la identificación y ubicación de blancos para la artillería, protección de la fuerza y seguridad de perímetro. El equipo electrónico y otras cargas van en una canoa montada bajo el fuselaje del Skylark 1-LE.

Los sistemas de visión van integrados en una torreta giratoria con cuatro ejes de movimiento que va instalada en la proa de la canoa. La torreta, que básicamente incluye una cámara digital para uso diurno y cámaras infrarrojas para uso nocturno, puede ser configurada para operaciones diurnas o nocturnas.

Las alas y las superficies de cola del Skylark 1-LE, al igual que su fuselaje tubular, están hechas con materiales compuestos similares al plástico pero de gran resistencia y bajo peso. La aeronave pesa 4,5 kg, es impulsada por un motor eléctrico y tiene una autonomía de vuelo de 1,5 horas.

El Skylark 1-LE es desarmado en secciones para su transporte, y puede ser rápidamente ensamblado antes de su lanzamiento, que puede ser manual o con ayuda de una pequeña catapulta. Para su recuperación, el pequeño avión regresa automáticamente.


FUENTE:
Infodefensa