15 enero 2017

Mito derribado: el falso hundimiento de un submarino peruano por la Armada de Chile

Extraído del blog Defensa y Tecnología Naval


Destructor Ministro Portales, uno de los buques envueltos
en el supuesto hundimiento del submarino peruano


En diversos medios chilenos aparece periódicamente la noticia del supuesto hundimiento de un submarino peruano por causa de la Armada de Chile, después de una breve persecución. Esta historia, con tintes de ser una campaña psicosocial del gobierno de Pinochet, con el fin de exacerbar el patriotismo del pueblo chileno, nunca presenta fotos ni videos de los restos del submarino hundido, ni se muestran piezas rescatadas que pudieran confirmar la veracidad de los hechos.

En 1999, es publicado un libro titulado "Agosto 25" que relata un hecho acaecido el 11 de Setiembre de 1976, en el que las unidades de la Armada de Chile Ministro Portales (DD-17), Ministro Zenteno (DD-16), Almirante Cochrane (DD-15) y Serrano (APD-26) se enfrentaron a 2 submarinos no identificados en la bahía de Valparaiso que irrumpieron en la misma durante las preparaciones de la Armada de Chile para el ejercicio multinacional UNITAS, de los cuales al menos uno, identificado como BAP Rimac, habría sido hundido con cargas de profundidad ante la mirada atónita de la población del puerto, que observaba desde la orilla el despliegue de las unidades navales y el empleo de armamento antisubmarino a discreción.

Este hecho, llamado “Combate de Marga-Marga”, ha sido repetido, corregido, ampliado y aumentado en numerosos blogs, paginas web e incluso periódicos de Chile, quienes citan al mencionado libro y otras fuentes, que incluyen al Comandante del destructor Portales durante aquella jornada, Jorge Sepúlveda Ortiz, cuyas declaraciones fueron cuestionadas por el entonces comandante del destructor escolta Serrano, Victor Larenas Quijada, quien indica que efectivamente se ejecutaron procedimientos antisubmarinos durante 2 días tras aquella fecha, pero sin resultado alguno, versión corroborada por el Almirante (r) Jorge Patricio Arancibia Reyes.

Siendo este año el centésimo aniversario de la creación del Arma de Submarinos en la Marina de Guerra del Perú, primera fuerza naval de Sudamérica en incorporar esta arma a su flota, y siendo en la actualidad una de las mas importantes de la región, es mi intención dejar claro que si bien es cierto es posible que el relato de la incursión sea verdadero, es completamente falso que el submarino convencional hundido haya pertenecido a la Marina de Guerra del Perú.

Así que empezaré por el eslabón mas débil de la cadena que sustenta el supuesto hundimiento de un submarino peruano frente a la localidad de Marga-Marga, Valparaíso, en 1976: La existencia del BAP Rímac.

El tercer submarino

En 1974 la Marina de Guerra del Perú (MGP) adquiere 2 submarinos clase Balao en reserva de la US Navy, el USS Atule (SS-403) y el USS Sea Poacher (SS-406) a un costo de US$ 10 millones, bajo las clausulas del Programa de Asistencia de Seguridad (Security Assistance Program) y por gestión del Almirante Luis Vargas Caballero, entonces Ministro de Marina. Ambas unidades fueron sometidas a un completo overhaul y reparación de pre-entrega antes de entrar finalmente en servicio en 1975, siendo bautizados como BAP Pacocha (SS-48) y BAP La Pedrera (SS-49) respectivamente.

Adicionalmente, el 16 de Setiembre de 1976 se concreta la adquisición del ex-USS Tench (SS-417), primer submarino de dicha clase, para ser canibalizado por la Marina Peruana como fuente de repuestos para la clase Balao puesta en servicio un año antes.

En uno de los relatos mas difundidos sobre este hecho, redactado por el autor del blog ChileReady, en su articulo "El Combate del Marga-Marga" (1976-Viña del Mar), se indica que el académico chileno Carlos López, Presidente Emérito del Menlo College, California y profesor de Humanidades en la mencionada institución, llego a la siguiente conclusión:

…cuando un submarino no estaba en condiciones de navegar, otro similar cambiaba de nombre en cada zarpe para confundir a la ciudadanía y principalmente a nuestro país, mostrando así un mayor número de ellos operativos, por lo que era muy difícil establecer si uno de ellos faltaba…

El autor del blog no indica la fuente de la afirmación del mencionado profesor emérito, si se trata de un libro, articulo, relato personal o simplemente un rumor propalado y achacado al mismo. Siendo ahora imposible contactar al profesor Vargas (quien falleció de cáncer el 5 de marzo del 2009), quedando en manos del autor del mencionado blog el sustentar la validez de tal afirmación

Sin embargo; quien escribe sostiene que la mencionada práctica -el renombrar las unidades para confundir a la ciudadanía y a la inteligencia naval chilena de aquel entonces-,  es completamente falsa, al no existir antecedente alguno en los archivos de la MGP y sobre todo, porque al ficticio BAP Rímac no se le conoce numeración alguna, y como se sabe, en los años 70s y 80s los submarinos de la MGP  llevaban el numeral pintado en vela del buque, mas no su nombre.

En esta fotografía se puede observar -al fondo-, al BAP Pacocha y al BAP La Pedrera, y los 4 submarinos de la clase Sierra. Como se indica en el articulo, todas las unidades llevan su numeral correspondiente pintado en la vela.

Si el submarino hundido frente a Marga-Marga fue identificado positivamente como una unidad de la MGP, conociéndose inclusive su nombre (BAP Rímac), ¿Cómo es posible que no se conozca su numeral? El autor del blog desliza la posibilidad de que se trate del SS-47, numeral que efectivamente se hallaba disponible en la MGP al estar numeradas las unidades de la clase Sierra (en la foto) del SS-41 al SS-44. Pero esto implicaría que efectivamente el USS Tench fue reactivado y puesto en servicio en la MGP, y que fue este, o alguno de los Balao el que fuera hundido en la acción de setiembre de 1976.

Problemas de identidad

Como indicáramos líneas arriba, los submarinos adquiridos por la MGP se encontraban en estado de reserva, siendo necesario someterlos a un proceso llamado overhaul, que permite devolver al navío sus capacidades operativas originales tras un largo periodo de inactividad.

Sin embargo el USS Tench no fue sometido a tal proceso, que es necesario para garantizar la integridad del casco de presión del buque para que este pueda sumergirse de forma segura. Y aunque era posible realizar tales labores en las instalaciones del SIMA Callao, este se encontraba concluyendo los trabajos de  modernización de las unidades recién adquiridas, que incluía la instalación de electrónica, sistemas de control de tiro y demás sistemas necesarios para su adecuar su operación a los estándares de la Marina Peruana, al punto en que recién a partir del año 1976 se inician de forma efectiva las operaciones de las nuevas unidades, siendo una de las primeras misiones del BAP Pacocha el escoltar al buque escuela BAP Independencia (D-130) en su crucero anual a las costas del sur del Perú.

Ítem más, existió un hecho suscitado durante el conflicto de Falso Paquisha, en 1981, conocido como  “120 torpedos en 48 horas”, donde el Capitán de Fragata (r) Juan Arrisueno Gomez de la Torre narra como el BAP La Pedrera ve dañada su propela en dos ocasiones, siendo reemplazada por ultima vez por una extraída del ex-USS Tench, misma que se hallaba almacenada en los terrenos del SIMA, siendo esta idéntica a la requerida por el BAP La Pedrera.

La pregunta cae por si sola: ¿Cómo es posible que una de las propelas del ex-USS Tench se encontrara en los terrenos del SIMA, si se supone que este buque, bajo el ficticio nombre de BAP Rímac, fue hundido frente a Marga-Marga cinco años antes?.


El USS Tench (a la izquierda) en 1971. Se mantuvo en reserva en el astillero naval de Filadelfia desde su baja en 1970 hasta su venta al Perú. Nótese que la vela era diferente a la existente en la clase Balao en servicio en la MGP


Finalmente,  el autor del artículo en cuestión señala de que expertos norteamericanos identificaron el casco del BAP Pacocha como el ex-USS Sea Poacher, no como el ex-USS Atule, como reportara la Marina Peruana; y nuevamente omite la fuente de dicha afirmación, que es completamente falsa dado que las tareas de rescate del submarino fueron ejecutados íntegramente por el personal del Servicio de Salvamento de la MGP, en los que ciento tres buzos trabajaron a una profundidad promedio de 40 metros, realizando 2301 inmersiones durante 11 meses para reflotar, el 23 de Julio de 1989 al siniestrado submarino.

Finalmente, su gemelo el BAP La Pedrera fue retirado de servicio en 1992, siendo empleado como estación de entrenamiento estático hasta su baja definitiva y desguace.

Jane’s Fighting Ships ¿BAP Rimac (lost)?

Otro argumento empleado con profusión es la afirmación de que el BAP Rímac fue listado como perdido en el anuario Jane’s Fighting Ships en la década de los 80s. El autor de este articulo ha tenido acceso a una de las ediciones del mencionado anuario, que desmiente por completo dicha afirmación:


Clic para ampliar


Tras la publicación del libro de Manuel Contreras, el Almirante (r) Ramón Arróspide Mejía, comandante de la Fuerza de Submarinos de la MGP en la década de los 70s; negó tajantemente la existencia y perdida del BAP Rímac, en una carta publicada en la revista Caretas, el 4 de Setiembre de 1999, indicando además que efectivamente, Jane’s nunca publicó en sus paginas información semejante. En dicha carta espera además, que las autoridades culturales chilenas se pronuncien sobre el mencionado libro y corroboren la falsedad de los hechos narrados en el mismo.

Esto nunca sucedió.

Epilogo

Esta claro que el mal llamado “Combate de Marga-Marga” no es mas que el resultado de la exageración de un incidente que pudo ser real o no, pero que esta lejos de involucrar el hundimiento de alguna unidad de la Marina de Guerra del Perú, es mas, se sabe que esta narración es comentada y reafirmada tanto por autoridades navales como por historiadores y docentes al servicio de la Armada de Chile, quienes al parecer han adoptado una suerte de política de mitificación de las FFAAs chilenas a través de medios como la web, acciones de las cuales ha sido testigo presencial el autor de este articulo en múltiples medios web.

Debo recalcar que la autoría del articulo Combate de Marga-Marga (1976-Viña del Mar) corresponde íntegramente al autor del blog ChileReady, no a quien escribe, como se ha venido afirmando en algunos foros de Internet.

La verdad sea dicha estimados lectores, el hundimiento del BAP Rímac es uno de esos muchos mitos que se nutren de la animosidad de los foros y blogs de Internet.

Fuentes
  • Yeske, Lanny (2008). We Remember  Submarine Sea Poacher – By Her Crew 1944 – Present. Sea Poacher Association.
  • Moore, Capt. John (1984). Jane’s Fighting Ships 1983-84. Jane’s Year Books. p.406.
  • Friedman, Norman (1995). U.S. Submarines Through 1945: An Illustrated Design History. Annapolis, Maryland: United States Naval Institute. pp. 285–304.

0 comentarios: